Sobre todo en verano, la zona de Levante se llena de visitantes turísticos. Por eso, es importante la contratación de una empresa de limpieza. Pero no todo es de color de rosa y los profesionales de estas empresas se encuentran con multitud de problemas cuando tienen que encargarse de la higiene de una comunidad de propietarios. Te contamos cuáles son algunos de los contratiempos más habituales a los que se tienen que enfrentar estos profesionales.

Por ejemplo, muchas comunidades no tienen un sitio adaptado para guardar los productos de limpieza, así que se suele adaptar para este cometido, el cuarto de contadores. Pero, muchas veces, demasiadas tal vez, estos espacios son utilizados por los vecinos para guardar algunas de sus cosas, lo cual impide que este espacio esté adecuado para proteger los productos.

Como bien saben en más de una empresa de limpieza, otro problema común cuando se trabaja en una comunidad de vecinos, viene ocasionado por la falta de grifos de agua. Esto hace que se acabe acordando entre vecinos el aporte de un cubo de agua, pero, a veces, en ciertos casos, algunos propietarios se niegan a colaborar, obstaculizando el servicio de limpieza, haciendo que muchas veces la empresa tenga que conseguir el agua en fuentes públicas. Algo que no facilita y nada el trabajo de los profesionales.

Otro contratiempo muy común es cuando los vecinos no comprenden que hay responsabilidades que no competen a la empresa de limpieza. Un ejemplo muy común es cuando los vecinos quieren que el servicio de limpieza se encargue de cambiar alguna luz fundida. Algo que obviamente no corresponde al personal de limpieza.

En LIMPIEZAS RAMIREZ tenemos una amplia experiencia en este campo. Por ello, estamos preparados para enfrentarnos a cualquiera de estos problemas y solucionarlos. Si buscas una empresa profesional para tu comunidad de vecinos, no dudes en contactar con nosotros.